Orientaciones para alumnos con TGD

Fuente: http://elboletinespecial.wordpress.com

Me ha parecido muy interesante este blog sobre niños con TGD y cómo actuar con ellos en el aula. Normalmente, estos niños son escolarizados en centros ordinarios y reciben el apoyo de otros profesionales como educadores, P.T. , logopedas, etc.

“Las siguientes orientaciones van destinadas a maestros tutores que tienen en su aula un alumno con Trastorno Generalizado del Desarrollo.

¿Qué conductas podéis observar en vuestros alumnos?

– Problemas para establecer relaciones con sus compañeros.

– Dificultades para expresar sus emociones y responder adecuadamente a los comportamientos de los demás niños.

– El contacto visual con vosotros será muy poco.

–  Tendrá dificultades para comprender términos abstractos, para comprender metáforas.

– Su comportamiento será rígido y poco flexible a los cambios.

– No comprende juegos simbólicos.

¿Qué estrategias o actividades podéis realizar en el aula para favorecer su aprendizaje e integración?

1. Anticipar, planear y explicarles las actividades que se van a realizar en el aula. Además de hacerlo de forma verbal es en la mayoría de los casos realizar una agenda o cronograma al niño (con ayuda de la especialista de PT). Esta agenda puede hacerse de muchas formas, eso dependerá de cada niño, una forma puede ser: en una hoja blanca se pondrá un encabezado en donde se anoten los siguientes datos que el niño irá completando día a día. Para ello hay que realizar un dibujo o pictograma por cada actividad que se vaya a realizar en el aula.

Todas las mañanas, antes de iniciar los trabajos del día, debe explicarse a todos los niños de su grupo las actividades que se llevarán a cabo durante
todo el día a través del cronograma-agenda. El niño con TGD, colocará las imágenes de las actividades en su cronograma-agenda y cada vez que termine una actividad, tachará o dará la vuelta al rectángulo donde se encontraba el dibujo de la actividad realizada y decía cuál era la que seguía.  En cualquier momento que el niño no realice la tarea o se levante de la mesa hay que recordarle mostrándole el cronograma-agenda que todavía no ha acabado la actividad.
Otro tipo de agenda, más indicada para educación infantil, aunque siempre en función de las características del alumno puede ser la siguiente:

2. Cuando haya eventos en la escuela, actividades extraescolares o cambios importantes en las rutinas escolares como fiestas o excursiones, siempre se le tiene que explicar al niño con TGD con todo detalle qué características tendrá el evento y cuál será su participación en él.  Asimismo, se le puede hacer una breve descripción del lugar que va a conocer y, si es posible, se dibujarán los eventos principales.

Si aún así en el momento del evento el niño muestra signos de ansiedad, es conveniente separar al niño del grupo durante unos minutos. Este tiempo fuera servirá para conocer cómo se siente y cuál fue la causa que denotó la conducta negativa.

El conocimiento de las causas de su conducta nos sirve para desarrollar actividades similares a través de dramatizaciones o narraciones de cuentos, por medio de las cuales el niño irá aprendiendo a manejar su ansiedad y sus impulsos.

3. Para fomentar la participación activa de los padres en la tarea de flexibilización de las conductas, anticipación de acontecimientos, formulación de hipótesis y manejo adecuado de las actitudes de los niños y niñas, se puede elaborar “El diario de vida del niño o niña” que es un cuaderno “que viaja” entre la casa y la escuela. En este cuaderno los padres y la profesora escriben los acontecimientos más importantes del día. Cuando se crea necesario, también se escribirán las actividades (extraordinarias) que acontecerán al día siguiente. Esto se hace con la finalidad de que el niño o niña anticipe los acontecimientos y pueda controlar con mayor facilidad su conducta. Se sugiere que este “diario” contenga dibujos de los padres o del niño o niña que ilustren lo narrado en él.

4. Otra forma de estructurar el tiempo y de anticipar los acontecimientos importantes que van a suceder es trabajando los calendarios mensuales. En ellos, se encuentran reflejados, con pictogramas, las actividades, los acontecimientos y las fechas señaladas que no están contempladas en las rutinas diarias de clase, como el Día del Padre, Carnaval, la visita de alguien a la clase… además de los períodos vacacionales que rompen la rutina escolar. Estos calendarios serán elaborados con la colaboración de todos los alumnos a principios de cada mes.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s