Literatura para niños

Los libros y la literatura es un regalo perfecto para los niños y nos permite crear situaciones idóneas para fortalecer nuestra relación con ellos, por ejemplo, cuando les leemos un cuento por la noche. Además, les permite descubrir el mundo que les rodea y desarrollar la imaginación.

Os dejo unas orientaciones para fomentar la lectura en formato PDF

Orientaciones-para-fomentar-la-lectura-en-familia

En muchas ocasiones la literatura es una gran aliada para superar miedos, fobias e incluso para enseñar buenos hábitos a través de sus personajes.

En el mercado existe una gran cantidad de títulos y colecciones. Es por ello por lo que hay que acudir a una librería especializada para recibir orientación y elegir de esa manera un libro adecuado tanto a la edad como a los gustos. Debemos tener en cuenta que existen libros  que contienen la misma versión en varias lenguas (castellano-valenciano, castellano-inglés), audiolibros que permiten que el niño escuche la historia mientras mira las imágenes (muy útil también a la hora de acostarse) y libros interactivos que permiten su uso en el ordenador.

A partir de 1 año:

Su función principal es enseñar a identificar imágenes y posibilitar el desarrollo del lenguaje. Los más usuales son aquellos libros plastificados que permiten su uso durante el baño, o aquellos que cuentan con diversas texturas.

Las ilustraciones deben ser muy simples, claras y grandes. Representan las principales acciones que el niño lleva a cabo o los objetos que queremos que aprenda o maneje (juguetes, prendas de vestir, utensilios, dependencias de la casa, etc.)

A partir de los 3 años:

A medida que los niños crecen, las ilustraciones van enriqueciéndose y poco a poco se va incluyendo más texto e información, así como colorido. Alrededor de los tres años cobran fuerza los cuentos clásicos, las fábulas y en general, los cuentos que transmiten un mensaje (Hábitos diarios como irse a la cama, vestirse, comer solo, afrontar los celos, etc.) Se utilizan también aquellos libros que ayudan al aprendizaje de conceptos como los colores, tamaños, formas, etc.

La intervención de un adulto es muy importante en esta edad, ya que el texto, aunque existe, no tiene un valor especial para el niño, por lo que el adulto debe leerlo y de esa manera hacer entender la importancia de la lectura y de las letras (aspecto muy importante en esta edad que empiezan con la lecto-escritura). De esta manera, el niño aprenderá a valorar esos símbolos extraños y tendrá interés por saber qué palabras contienen y qué historia cuentan.

A partir de los 6 años:

Los libros ilustrados sufren un pequeño cambio: la imagen ya no habla por sí misma, sino que complementa al texto, el cual irá ampliándose poco a poco según el nivel de lectura del niño.

Los cuentos populares y la fantasía son los que predominan en esta edad.

A partir de los 8 años:

En esta edad el vocabulario, el argumento y el texto se complican y amplían mientras que la imagen sigue perdiendo fuerza. Los niños se interesan por los temas anteriores, pero cobran fuerza las historias en las que el protagonista se relaciona con el mundo actual y la realidad del niño.

A partir de los 10 años:

Adquieren importancia aquellas historias en las cuales un grupo de amigos participan o se ven envueltos en aventuras y actividades; un adolescente tiene un problema típico de esta edad (amistad, los estudios, el amor) o libros que responden a una afición individual (botánica, zoología, arte, ciencia, etc.)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s